• Desarrolla ejercicios sobre los niveles de compresion lectora.
  • Marque las repuestas correctas de cada texto con X

LECTURA N°1

El conocimiento universitario es un conocimiento predominantemente disciplinar, cuya autonomía impuso un proceso de producción relativamente descontextualizado con relación a las necesidades del mundo cotidiano de las sociedades. Según la lógica de este proceso, son los investigadores quienes determinan los problemas científicos que deben resolverse, definen las relevancias y establecen las metodologías y ritmos de investigación. Es un conocimiento homogéneo y organizativamente jerárquico en la medida en que los agentes que participan en su producción, comparten los mismos objetivos de producción de conocimiento, tienen la misma formación, la misma cultura científica y lo hacen según jerarquías organizacionales bien definidas. 

Es un conocimiento presente en la distinción entre investigación científica y desarrollo tecnológico y la autonomía del investigador se traduce en una cierta irresponsabilidad social frente a los resultados de la aplicación del conocimiento. 

En la lógica de este proceso de producción de conocimiento universitario, la distinción entre conocimiento científico y otros conocimientos es absoluta, tal como es la relación entre ciencias y sociedad.


PREGUNTA N°1
El conocimiento que se produce en la universidad es:
A) absoluto.
B) inconcluso.
C) pragmático.
D) idealista.
E) científico.

PREGUNTA N°2
Señale la alternativa congruente con lo que se explica en el texto.
A) Existe una estrecha relación entre la universidad y la sociedad.
B) Un universitario inventa problemas científicos para resolverlos.
C) El conocimiento se desarrolla durante los semestres académicos.
D) El conocimiento es diverso según la universidad del investigador.
E) La universidad produce conocimientos que la sociedad aplica o no.

PREGUNTA N°3
La función primordial de la universidad es:
A) desarrollar tecnología.
B) producir conocimiento.
C) aplicar el conocimiento.
D) acercarse a la sociedad.
E) organizar el conocimiento.

LECTURA N°2

Texto A

Después de escuchar, debatir, leer libros y revisar evidencias y argumentos a favor y en contra de las vacunas, tanto de líderes antivacunas como de epidemiólogos, inmunólogos, médicos de familia y pediatras, mi posición es claramente a favor de las vacunas incluidas en el calendario vacunal.

Pero también soy firme defensor de que las vacunas han de ser las justas y no más. Las vacunas son extremadamente seguras, pero hay que tener en cuenta que, aunque es infrecuente, las vacunas, como cualquier medicamento, pueden tener efectos secundarios: la mayoría leves, alguno grave (1 por 100 000 a 1 por millón de dosis) y, excepcionalmente, alguno muy grave (menos de 1 por cada 1-10 millones de dosis). Estas complicaciones también ocurren cuando se pasan las enfermedades de forma natural, pero con una frecuencia muchísimo mayor, de manera que el beneficio siempre compensa con creces el extremadamente bajo riesgo de vacunarse.

El principal motivo que algunas personas tienen para no vacunarse es la desconfianza en la seguridad de las vacunas. Las clásicas y más benéficas, como las de la difteria, tétanos, tos ferina o polio, llevan años usándose y han sido sometidas a un escrutinio de efectos secundarios muy estricto.

Dejar de vacunar a un niño lo pone en riesgo a él y al resto de su comunidad, especialmente a las personas más debilitadas y no vacunadas por cuestiones de contraindicación o de dificultad  de acceso a la sanidad, y dificulta la labor de erradicar enfermedades del planeta.

Texto B

En la historia de la medicina moderna, han ocurrido algunos hechos que desencadenaron el miedo a las vacunas en algunos círculos sociales. Existe una serie de argumentos de estos grupos para oponerse o relativizar el uso de vacunas.

Por ejemplo, en 1998 se publicó un estudio en la revista médica The Lancet que relacionaba la vacuna de la triple vírica con el autismo. Posteriormente se supo que su autor había falseado los datos para hacer parecer que existía tal asociación cuando no era así; sin embargo, los temores sobrevivieron. Otros casos de brotes de enfermedad por vacunas defectuosas se remontan a cuando comenzaba la era de las vacunas en los siglos xviii y xix, con la viruela, o en la primera mitad del siglo xx, con otras vacunas. En estos casos, las vacunas produjeron efectos secundarios negativos en parte significativa de la población vacunada.

Aunque siempre se podrán mejorar los protocolos de aplicación y la composición misma de las vacunas, la mayoría de estas acusaciones de efectos secundarios perniciosos no se sostienen Entre estos falsos efectos secundarios se mencionan el autismo, las alergias, la esclerosis múltiple y el Alzheimer, que por desgracia se han ido extendiendo por el «boca a boca» y a través de personajes mediáticos con conocimientos científicos escasos o sesgados.

Los grupos antivacunas tienden a infravalorar de forma excesiva las complicaciones de las enfermedades infecciosas, mientras que magnifican los efectos secundarios de las vacunas y ofrecen una visión muy sesgada de la realidad, que resulta alarmista y genera desconfianza gratuita entre la población.

Adaptado de López Heras, D. (2015) ¿Vacunarse o no vacunarse? Seguridad, riesgos y beneficios de las vacunas. A propósito del caso de difteria en Cataluña.

PREGUNTA N°1

El texto B constituye, fundamentalmente.

A) una justificación de la aplicación indiscriminada de vacunas a toda población.

B) una breve historia de los problemas de la vacunación en tiempos modernos.

C) un alegato para descalificar el empleo de vacunas en los niños más pequeños.

D) una descalificación de los efectos secundarios en la aplicación de las vacunas.

E) una explicación de la persistencia de una perspectiva contraria a las vacunas.

 

PREGUNTA N°2

De lo afirmado por el texto B, se puede considerar que los grupos antivacunas

A) promueven el uso indiscriminado de vacunas en la infancia.

B) emplean investigadores médicos para defender su postura.

C) subvaloran los peligros de enfermedades como el sarampión.

D) dudan de que la composición interna de las vacunas sea perjudicial.

E) calman las alarmas creadas en la población sobre las vacunas.

 

PREGUNTA N°3

De la argumentación desarrollada en ambos textos, es válido deducir que, si la gente dejara de vacunarse,

A) se pondría en riesgo la salud de millones de niños en el mundo.

B) se multiplicarían los casos de algunas enfermedades congénitas.

C) los médicos combatirían los efectos secundarios de la vacunación.

D) las enfermedades infecciosas empezarían a declinar en el mundo.

E) millones de niños crecerían saludablemente, libres de fármacos.

 

PREGUNTA N°4

En el texto B, la palabra sostienen remite a

A) enderezamiento.

B) financiamiento.

C) pronunciamiento.

D) justificación.

E) patrocinio.

PREGUNTA N°5

Se puede afirmar que, para el autor del texto A, los casos de efectos secundarios negativos tratados en el texto B son

A) irrelevantes, pues no hay casos de efectos secundarios en los vacunados.

B) falsos, porque la causalidad ha sido tergiversada por malos científicos.

C) una prueba irrefutable de que las vacunas causan daño en muchos casos.

D) situaciones excepcionales, que no alteran los beneficios de las vacunas.

E) un ejemplo de los avances de la ciencia médica en los siglos xix y xx.

LECTURA N°3

El término antropomorfismo, que refiere a la forma humana, procede del filósofo griego Jenófanes, que protestó en el siglo v antes de Cristo contra la poesía de Homero porque describía a los dioses como si tuvieron aspecto humano. Jenófanes se burló de esa suposición, y dijo que, si los caballos tuvieran manos, “dibujarían a sus dioses con forma de caballos”. Hoy en día, la palabra tiene un significado más amplio, y suele utilizarse para criticar la atribución de rasgos y experiencias de los humanos a otras especies. Por ejemplo, cuando se atribuye la capacidad de razonar a los animales se considera como un retorno hacia el antropomorfismo.

 

En la antigüedad, fue Aristóteles quien colocó a todas las criaturas vivas en una escala natural vertical, que bajaba desde los seres humanos hasta los moluscos, pasando por los demás mamíferos, las aves, los peces y los insectos. Pero hoy sabemos que no se trata de una escala, sino de una enorme pluralidad de sistemas cognitivos con muchos picos de especialización. Nuestros cerebros tienen la misma estructura básica que los de otros mamíferos:  las mismas partes, los mismos neurotransmisores. Por eso, la ciencia actual parte muchas veces de la hipótesis de que hay una continuidad entre los seres humanos y los animales. Lo importante es que el antropomorfismo no es tan malo como se piensa.

 

En el caso de especies como los monos, el antropomorfismo es una opción lógica. Durante demasiado tiempo hemos dejado que el intelecto humano flotara en un espacio evolutivo vacío. ¿Cómo pudo llegar nuestra especie a la planificación, empatía, conciencia y demás, si formamos parte de un mundo natural en el que no existen unos escalones que permitan llegar hasta ahí? La evolución es un proceso natural de descendencia en el que se producen modificaciones, tanto de rasgos físicos como mentales. Cuanto más menospreciamos la inteligencia animal, más estamos pidiendo a la ciencia que tenga fe en los milagros al hablar de la mente humana. 

PREGUNTA N°1
El texto se refiere, principalmente,
A) a la superioridad cognitiva humana sobre cualquier otra especie animal de la escala natural.
B) al concepto científico actual de la evolución entendido como un proceso natural de descendencia.
C) a la nueva forma de interpretar el significado del antropomorfismo desde la continuidad evolutiva.
D) a las consecuencias cognitivas de la escala biológica implementada por el filósofo Aristóteles.
E) al registro de los rasgos antropomórficos de los dioses griegos según la poesía homérica del siglo v a.C.


PREGUNTA N°2
Uno de los siguientes enunciados resulta incompatible con lo afirmado en el texto.
A) Jenófanes empleó el término antropomorfismo para criticar la imagen de los dioses según Homero.
B) Aristóteles creyó que todos los seres vivos se organizaban en una escala natural vertical.
C) La ciencia actual asume que hay una pluralidad de sistemas cognitivos especializados.
D) Según Jenófanes, si los caballos tuvieran manos, dibujarían a sus dioses con una forma equina.
E) El antropomorfismo es una idea aplicable sin ninguna restricción a toda interpretación evolutiva.

PREGUNTA N°3
Del texto se infiere que, si queremos mejorar nuestra comprensión de la mente humana, entonces
A) se deben revalorar todos los aportes de Aristóteles a las ciencias biológicas.
B) la ciencia debe rechazar cualquier tipo de interpretación antropomorfista.
C) es preciso asumir la idea de la continuidad entre animales y hombres.
D) hay que admitir que la capacidad de raciocinio es exclusiva de los humanos.
E) es necesario refutar la interpretación religiosa que conecta al hombre con dios.


PREGUNTA N°4
Si los monos hubieran desarrollado una mayor capacidad para razonar que los humanos, entonces probablemente
A) la idea de una escala natural tomaría al ser humano como su cima.
B) los simios dibujarían a sus dioses de acuerdo a su propia imagen.
C) los cerebros de humanos y simios serían absolutamente diferentes.
D) habría una suerte de primatomorfismo como hipótesis explicativa.
E) la mente humana sería prácticamente la misma que la de los monos.

LECTURA N°4

Lo que llegó a conocerse como frenología fue fundada por Franz Joseph Gall a finales del siglo XVIII en Europa, donde gozó de un gran éxito en los círculos intelectuales de Viena, Weimar y París.
La frenología surgió como una curiosa mezcolanza de psicología temprana, neurociencia temprana y filosofía práctica. Tuvo una notable influencia en la ciencia y en las humanidades, a lo largo de la mayor parte del siglo XIX.
Algunas de las ideas de Gall fueron en realidad muy sorprendentes para la época. En términos que no eran nada dudosos, afirmó que el cerebro era el órgano del espíritu. Con no menos seguridad, aseveró que el cerebro era un agregado de muchos órganos, cada uno de los cuales poseía una facultad psicológica específica. No solo se distanció del pensamiento dualista preferido, que separaba completamente la biología de la mente, sino que intuyó, correctamente, que  había  muchas  partes  en esta cosa llamada cerebro, y que existía especialización en términos de las funciones que dichas partes desempeñaban. Sin embargo, no se dio cuenta de que la función de cada parte diferenciada del cerebro no es independiente y que, en cambio, es una contribución a la función de sistemas mayores compuestos por estas partes separadas. La neurociencia contemporánea puede decir con seguridad que no existen “centros” únicos para la visión o el lenguaje.
Aunque hemos de conceder a Gall el mérito del concepto de la especialización cerebral, debemos reprocharle la noción de “centros” cerebrales que inspiró. También hemos de ser críticos con varias afirmaciones absurdas de la frenología, por ejemplo la  idea  de  que cada “órgano” cerebral separado generaba facultades mentales que eran proporcionales al tamaño del órgano, o que todos los órganos y facultades eran innatos.
La noción del tamaño como índice del “poder” o de la “energía” de una determinada facultad mental es  graciosamente  errónea.  La  extensión de esta afirmación, la que en mayor medida contribuyó a arruinar la frenología (y en la que mucha gente piensa cuando oye el término), era que los órganos podían identificarse  desde  el  exterior  por  protuberancias reveladoras en el cráneo.
PREGUNTA N°1
El sentido del adjetivo preferido es
A) querido.
B) privilegiado.
C) mayoritario.
D) predominante.
E) estimado.

PREGUNTA N°2
El autor se refiere, principalmente,
A) a las intuiciones acertadas y los errores de la frenología de Gall.
B) a la influencia de la frenología en la neurociencia del siglo XX.
C) al fracaso de la frenología como una nueva ciencia del cerebro.
D) a la crítica de la frenología al pensamiento psicológico dualista.
E) al mérito del concepto frenológico de especialización cerebral.

PREGUNTA N°3
¿Cuál de los siguientes enunciados es incompatible con lo aseverado en el texto?
A) La frenología tuvo una influencia intelectual significativa a lo largo del siglo XIX.
B) El enfoque dualista de la frenología sostuvo la separación del cerebro y la mente.
C) Gall afirmaba que la facultades  mentales dependían del tamaño de los órganos.
D) Para la frenología, el cerebro es un agregado de órganos con distintas facultades.
E)  Gall sostuvo que los órganos eran identificables por protuberancias en el cráneo.

PREGUNTA N°4
De acuerdo con la frenología de Gall, se infiere que habría proporcionalidad entre cerebro y mente, pues
A) las protuberancias en el cráneo mostraban una carencia de inteligencia.
B) los órganos cerebrales diferenciados tenían dimensiones diferentes.
C) el tamaño del órgano cerebral indicaba el poder de una facultad mental.
D) la creencia metafísico-religiosa en un espíritu había sido abandonada.
E) las funciones mentales de cada órgano cerebral separado eran innatas.

PREGUNTA N°5
Si Gall hubiera rechazado la idea de la independencia de las funciones de cada órgano cerebral, entonces
A) la frenología habría sido reemplazada por la parapsicología.
B) habría reconocido que la mente y el cerebro están separados.
C) la influencia de la frenología en el siglo XIX habría sido menor.
D) habría inventado un nuevo método de medición del cráneo.
E) podría haber sentado las bases de la neurociencia del siglo XX.

LECTURA N°5

Si la cultura es un hecho aristocrático, cultivo celoso, asiduo y solitario de una interioridad refinada que se opone a la vulgaridad de la muchedumbre (Heráclito: “¿Por qué queréis arrastrarme a todas partes, oh ignorantes? Yo no he escrito para vosotros, sino para quien pueda comprenderme. Para mí, uno vale por cien mil, y nada la multitud”), la mera idea de una cultura compartida por todos, y elaborada a medida de todos, es un contrasentido monstruoso. 

La cultura de masas es la anticultura. Y puesto que esta nace en el momento en que la presencia de masas en la vida social se convierte en el fenómeno más evidente de un contexto histórico, la “cultura de masas” no es signo de una aberración transitoria y limitada, sino que llega a constituir el signo de una caída irrecuperable, ante la cual el hombre de cultura (último superviviente de la prehistoria, destinado a la extinción) no puede más que expresarse en términos de Apocalipsis.

En contraste, tenemos la reacción optimista del integrado. Dado que la televisión, los periódicos, la radio, el cine, las historietas, la novela popular y el Reader’s Digest ponen hoy en día los bienes culturales a disposición de todos, haciendo amable y liviana la absorción de nociones y la recepción de información, estamos viviendo una época de ampliación del campo cultural, en que se realiza finalmente a un nivel extenso, con el concurso de los mejores, la circulación de un arte y una cultura “popular”. Que esta cultura surja de lo bajo o sea confeccionada desde arriba para consumidores indefensos, es un problema que el integrado no se plantea. En parte es así porque, mientras los apocalípticos sobreviven, precisamente elaborando teorías sobre la decadencia, los integrados raramente teorizan, sino que prefieren actuar, producir, emitir cotidianamente sus mensajes a todos los niveles. El Apocalipsis es una obsesión del que disiente, la integración es la realidad concreta de aquellos que no disienten.

La imagen del Apocalipsis surge de la lectura de textos sobre la cultura de masas; la imagen de la integración surge de la lectura de textos de la cultura de masas. Pero ¿hasta qué punto no nos hallamos ante dos vertientes de un mismo problema, y hasta qué punto los textos apocalípticos no representan el producto más sofisticado que se ofrece al consumo de masas? En tal caso, la fórmula “apocalípticos e integrados” no plantearía la oposición entre dos actitudes (y ninguno de los dos términos tendría valor sustantivo), sino la predicación de dos adjetivos complementarios, adaptables a los mismos productores de una “crítica popular de la cultura popular”.

Adaptado de Umberto Eco, Apocalípticos e integrados,

Bs. As. Sudamericana, 2013, pp. 30-31


PREGUNTA N° 1
En última instancia, el autor propone una reflexión sobre
A) dos vertientes de un problema sociocultural, a saber, el de la crítica a la cultura popular.
B) la relatividad de la controversia entre los críticos y los defensores de la cultura de masas.
C) el significado profundo de la fórmula “apocalípticos e integrados” en la cultura popular.
D) la ausencia de valor sustantivo y fundamental en los adjetivos “apocalíptico” e “integrado”.
E) los que se refieren apocalípticamente a la cultura y los que deciden integrarse a ella.


PREGUNTA N° 2
Dado el contexto, el adjetivo INDEFENSO, empleado en el segundo párrafo, connota déficit
A) crítico.
B) económico.
C) educativo.
D) lector.
E) social.

PREGUNTA N° 3
Resulta incompatible con la sugerencia final del autor pretender que
A) la postura de Heráclito representa bien a los apocalípticos.
B) el Reader’s Digest constituye un medio de difusión cultural.
C) los integrados son pragmáticos; los apocalípticos, teóricos.
D) integrado es a optimismo como apocalíptico es a pesimismo.
E) “apocalípticos” e “integrados” son términos inconmesurables.

PREGUNTA N° 4
Se infiere del texto que si Heráclito retornara a nuestro tiempo,
A) estaría de acuerdo con la ampliación de la cultura culta.
B) quedaría perplejo por la existencia de la cultura aristocrática.
C) muy probablemente optaría por un discurso hermético.
D) observaría con enfado la posición de los “apocalípticos”.
E) mostraría entusiasmo con la existencia de la televisión.

PREGUNTA N° 5
Si el autor acertara en su hipótesis de que el discurso apocalíptico cobra sentido último en las masas que se constituyen en signo de nuestro tiempo, entonces
A) daría toda la razón a los autores apocalípticos.
B) se disolvería la antítesis “apocalípticointegrado”.
C) no habría conciliación entre las actitudes reseñadas.
D) perdería sentido su análisis de las vertientes aludidas.
E) validaría el accionar cotidiano de los integrados.

LECTURA N°6

Texto A

Algunos autores consideran que la modernización de las sociedades lleva a un aumento de la disponibilidad de alimentos, lo cual va asociado a una disminución de las diferencias sociales en la dieta. Esto daría lugar a un aumento en la diversidad de modelos alimentarios que son resultado de la conjunción de criterios de elección individuales diversos, no adscritos exclusivamente a las clases sociales. Así, quienes defienden la desestructuración alimentaria como reflejo del proceso de individualización característico de la modernidad apuestan por una diversidad de pautas alimentarias o modelos plurales en materia de alimentación. En definitiva, la tesis de la modernidad alimentaria se sustenta, por un lado, en la desestructuración de los comportamientos alimentarios y, por otro lado, en el declive de las clases sociales como explicación de las pautas alimentarias de la modernidad.

Poulain (2002) ha realizado un interesante análisis del cambio alimentario considerando que se trata de un proceso de eliminación o privación de algo. Si nos atenemos al prefijo des- que define las tendencias que este autor describe, la modernidad alimentaria se definiría por la desestructuración, la desocialización, la desinstitucionalización, la desimplantación horaria y la desritualización. Los cambios son detectados en la investigación empírica por tres tendencias: la simplificación de la estructura de la comida, el aumento de la ingesta fuera del hogar y el aumento del número de ingestas.

 

Texto B

Existen autores que apuestan por una explicación de la diferencia en el consumo de alimentos basados en la diferenciación social. Ellos consideran que los patrones de consumo alimentario se encuentran en relación con el origen social de los consumidores. 

Esta orientación, preocupada por el análisis de los desequilibrios sociales, las desigualdades y las relaciones de poder y subordinación, está más próxima a la idea de modelos de consumo de clase, donde pueden observar pautas de reproducción social de la desigualdad.

Warde (1997), en sus estudios llevados a cabo en Gran Bretaña, confirma que la clase social es la variable explicativa de la heterogeneidad alimentaria, al menos cuando la referencia es el gasto alimentario. Las diferencias se dan sobre todo entre la clase obrera y la clase media. La clase obrera consume más pan, carne, grasas, azúcar... aunque la clase media cuenta con diferencias intraclases: unos grupos se acercan más a la alimentación de la clase obrera en sus preferencias alimentarias, otros tienen gustos diferentes. Por otro lado, Lambert (1987), en Francia, plantea que se observa una tendencia a la imitación por parte de las clases populares del modelo emergente de las clases intelectuales urbanas.

Méndez, C. D. (2005). Los debates actuales en la sociología de la alimentación. 

Revista Internacional de Sociología, 63 (40), 47-48.

PREGUNTA N° 01

La controversia planteada en ambos textos gira en torno a

A) la pertinencia de seguir empleando la categoría de clase social para explicar la forma de alimentación actual.

B) la creciente desestructuración de los hábitos alimentarios en las sociedades europeas modernas.

C) los conceptos que se emplean para comprender y explicar los modelos alimentarios actuales.

D) dos propuestas sociológicas para comprender el actual fenómeno de la alimentación en el mundo occidental.

PREGUNTA N° 02

La frase UNA TENDENCIA A LA IMITACIÓN se debe comprender como

A) un mecanismo mediante el cual las clases sociales acomodadas manipulan a las clases bajas.

B) una estrategia por la cual algunos individuos buscan ascender dentro de la pirámide social.

C) una manifestación de cierta insatisfacción que sienten algunos sujetos consigo mismos.

D) una constante social, pues las clases bajas siempre buscan imitar a las clases acomodadas.

PREGUNTA N° 03

Las estrategias empleadas en ambos textos son similares, ya que los mismos

A) muestran sus ideas, sobre todo, en los segundos párrafos.

B) presentan argumentos contrastados con evidencia empírica.

C) pretenden avalar sus posiciones mediante el uso de encuestas.

D) intentan convencer al lector mediante muchos estudios.

PREGUNTA N° 04

A partir de la lectura del texto A, se puede afirmar que las reuniones en familia para cenar

A) han dejado de ocurrir, pues los jóvenes prefieren juntarse con amigos.

B) son una muestra palmaria de que aún se conservan ciertos rituales sociales.

C) ocurren con la misma frecuencia, debido a los horarios de la modernidad.

D) constituyen una característica anterior al proceso de individualización.

PREGUNTA N° 05

Se deduce que los investigadores mencionados en el texto B

A) están preocupados por los desequilibrios y desigualdades sociales.

B) han encuestado a miles de personas para llevar a cabo sus trabajos.

C) consideran que la clase es el único concepto que explica la alimentación.

D) pertenecen a la clase media de sus respectivos países de origen.

LECTURA N°7

La política es un tema espinoso, genera controversia, malentendidos, disgustos y disputas, muchas veces innecesarias. ¿Es que la política tiene algo que nos hace perder la cordura? A simple vista, diríamos que sí.

El cerebro está equipado para reaccionar frente a amenazas externas e internas, y protegernos. Las amenazas externas son exigencias del entorno, como una pandemia, un accidente o un asalto en la calle, mientras que las internas son, curiosamente, nuestros pensamientos, deseos, motivaciones, impulsos y recuerdos, tanto conscientes como inconscientes. 

Pues, aquí está la clave para entender por qué nos enfurecemos cuando hablamos de política: nuestro cerebro, creámoslo o no, percibe este tema como un estresor. Veamos este ejemplo: nos sentamos a la mesa con nuestra familia y, mientras comemos aquella comida favorita, alguien dice «Ese candidato es un corrupto», haciendo referencia al político de nuestra preferencia. Lo que sucede, en ese momento, es una rápida reacción de nuestro cerebro que los prepara para defendernos o huir, porque considera esta frase como un ataque. Así que, probablemente, nos molestemos y digamos algo «sin pensar». 

Como nuestro cerebro no quiere sentir este tipo de emoción, lo siguiente que va a hacer es intentar maquillar o negar la verdad: si es que nuestro candidato es realmente corrupto, vamos a distorsionar las pruebas. Es una reacción: no estamos pensando en ese momento. Todos podemos sentir miedo, ansiedad o ira ante opiniones diferentes, pero no todos vamos a dejar que nuestras emociones tomen el control.

Cuando nuestro cerebro reacciona ante una amenaza, automáticamente, suceden procesos que nos activan y nos hacen tomar una postura defensiva. Pero, aunque requiera nuestro máximo esfuerzo, hay algo que podemos hacer. En primer lugar, debemos procurar ser conscientes de esta reacción: detectar qué emoción estamos sintiendo, por qué ha surgido y cuál es su intensidad. Algunas veces, sin notarlo, asociamos a un político con personas que han sido o siguen siendo significativas para nosotros, queremos ser como él o sentimos que nos brinda protección (aunque no sea cierto). En segundo lugar, debemos analizar si son ciertas las acusaciones contra el político que seguimos: a pesar de hacernos sentir mal, seamos capaces de aceptar que, quizá, no era tan bueno como parecía. No caigamos en la vieja práctica de justificar la corrupción: la frase «Roba, pero hace obras» debe ser eliminada si queremos construir una mejor sociedad.

PREGUNTA N° 01

El tema que engloba el texto es:

A. La política como elemento de amenaza externa

B. Las amenazas internas en tiempos difíciles

C. La polaridad respecto a preferencias políticas

D. Sugerencias de cómo afrontar temas de actualidad

E. Justificación de acciones de malas autoridades

PREGUNTA N° 02

Según el texto:

I. Cuando hablamos de política: nuestro cerebro percibe este tema como un estresor.

II. El tema de política genera discusión, malentendidos y discordia, muchas veces superfluos.

III. Nuestro cerebro está preparado para confrontar diferentes desafíos, pero no puede defendernos.

IV. Ante una amenaza, el cerebro reacciona inconscientemente, y nos hace tomar una postura defensiva.

V. Se puede sentir miedo, ante opiniones distintas, por eso todos dejamos que nuestras emociones tomen el control sin darnos cuenta. Son falsas:

A. I – III       B. II – IV       C. III – V       D. I – V       E. IV – V


PREGUNTA N° 03

Respecto a las recomendaciones que propone el autor, es una deducción válida.

A. Las disputas son innecesarias ya que dañan las relaciones familiares.

B. Muchos políticos no son dignos de amparo, puesto que obran mal.

C. Las amenazas internas se evidencian en actitudes nocivas para la convivencia.

D. Es importante morigerar nuestras posturas políticas.

E. Una sociedad justa se forma con políticos cabales.

PREGUNTA N° 04

Si existiera una reacción apática frente a distintas posiciones políticas, entonces sucedería que:

A. El cerebro estaría reaccionando ante una amenaza interna.

B. La política se asociaría al placer, satisfacción, no sería un estresor ni reaccionaría de manera defensiva.

C. Existiría una reacción tácita de defensa y huida frente a una amenaza.

D. Se tendría un caso muy común de reacción frente a una amenaza.

E. Se trataría del caso de un político acostumbrado a recibir críticas de diversa índole ideológica.

PREGUNTA N° 05

“Todos podemos sentir miedo, ansiedad o ira ante opiniones diferentes”. De la frase anterior se puede derivar lo siguiente: 

A. Los temas político-económicos desencadenan en nuestro cerebro miedo, ansiedad o ira.

B. Las reacciones cerebrales de defensa y huida son generadas por estímulos estresores.

C. El tratar temas políticos representa una amenaza que estresa a nuestro cerebro.

D. La política se relaciona con nuestros pensamientos, deseos, motivaciones, impulsos y recuerdos.

E. Se debe procurar ser conscientes de esta reacción detectando qué emoción estamos sintiendo, por qué ha surgido y cuál es su intensidad.